Autor: Mario Sáenz

¿Cómo hacer una mudanza internacional?

¿Qué cabe en un contenedor de envío de 40 pies?

El primer paso de cada mudanza internacional por transporte marítimo consiste en decidir qué tipo de contenedor de envío necesitas para transportar todos sus enseres domésticos a tu país de destino.

Además del contenedor de 20 pies, existen los contenedores de 40 pies es otra opción popular para una mudanza al extranjero debido a su tamaño y la cantidad de muebles que puede contener.

Aquí te enlistamos las dimensiones de un contenedor de 40 pies y los artículos domésticos que puede usualmente pueden caber en él.

Dimensiones del contenedor de 40 pies

•             En pies: 39 ‘6 “de largo x 7’ 9” de ancho x 7 ’10 “de alto

•             En metros: 12,025 m de largo x 2,352 m de ancho x 2,393 m de alto

•             Capacidad útil: 67,7 m 3

Tiene 285 pies cuadrados (26,47 m2) de espacio de piso y 2,120 pies cúbicos (60 m 3) de volumen. Dependiendo del tipo de palet que utilice, puede contener 22 palets estándar o 27 europalets sin apilar.

¿Cómo estimar el volumen de tu envío de contenedor de 40 pies?

Como regla general, los enseres domésticos de un departamento de dos a tres habitaciones con sala, comedor, estudio y cocina pueden caber en un contenedor de 40 pies.

Asegúrate de usar plástico de burbujas y cajas de mudanza para un embalaje adecuado que permita colocar todas tus pertenencias en un contenedor de 40 pies.

¿Cómo empacar muebles en un contenedor de 40 pies?

Cargar un contenedor para una mudanza al extranjero puede resultar bastante tedioso. Aquí hay algunos consejos simples que pueden ayudarlo a empacar adecuadamente los muebles para el envío internacional:

•             Desarma todo lo que puedas volver a ensamblar en tu nuevo hogar y empácalo cuidadosamente en cajas

•             Se generoso con el plástico de burbujas para proteger tus artículos

•             Apilar cajas una encima de la otra

•             Coloca los artículos más ligeros encima de los más pesados

Envío de vehículos en un contenedor de 40 pies

La mayoría de los automóviles pueden caber en un contenedor de 40 pies con espacio disponible para llenar los enseres domésticos de un apartamento de una a dos habitaciones. Asegúrate de leer sobre cómo cargar un automóvil en un contenedor antes de comenzar a hacerlo para evitar daños.

Cada país tiene diferentes regulaciones sobre los automóviles que ingresan a sus fronteras. Algunos países pueden incluso prohibirte por completo llevar tu automóvil a tu país de destino. Haz una investigación consultando con las autoridades aduaneras de tu país de destino para evitar problemas.

<h2> Costo de enviar un contenedor de 40 pies </h2>

El costo de envío de un contenedor de 40 pies variará según una serie de factores, incluida la naturaleza de los artículos que envías y el país de destino.

Puedes encontrar los mejores precios para enviar un contenedor de 40 pies en distintas páginas web, ingresando el tamaño y la cantidad de cajas y muebles que llevarás contigo.

Title: ¿Cómo hacer una mudanza internacional?

Description: El primer paso de cada mudanza internacional por transporte marítimo consiste en decidir qué tipo de contenedor de envío necesitas.

Cómo preparar su sitio para un contenedor marítimo

Preparar el área donde se colocará su contenedor de envío es crucial para entregar su contenedor y usarlo con facilidad.

Si ya ha decidido sacar ventaja de los contenedores marítimos, es momento de preparar el espacio en donde será instalado. Siga estos consejos para sacar el mayor provecho de este recurso.

Suficiente espacio

Primero, querrá asegurarse de que haya suficiente espacio para el camión. Para un contenedor de almacenamiento de 40 pies, el conductor necesitará al menos 100′ de espacio.

Para un contenedor de 20 ‘, el conductor necesitará al menos 60’ de espacio. También querrá tener en cuenta la altura del camión y la unidad y asegurarse de que nada en el techo, como cables eléctricos, estorbe. Los camiones miden 13 ‘de alto y pueden elevarse hasta 16’ cuando se descargan.

Debe haber suficiente área abierta para que los camiones puedan girar para realizar giros amplios y alinearse con el lugar donde desea que se coloquen los contenedores.

Nivel del suelo

Lo segundo más importante es tener un terreno nivelado. Deberá colocar la unidad en una superficie plana y uniforme que pueda soportar el peso del camión y el contenedor. El suelo no debe estar blando ni embarrado, ya que el camión podría hundirse y atascarse.

Estos camiones son muy pesados, por lo que si su sitio es cuestionable, hable con su proveedor antes de la entrega. El suelo nivelado también garantiza que las puertas del contenedor no se tuerzan. Si las puertas no están niveladas y a plomo, puede ser muy difícil abrirlas.

Mantener el contenedor fuera del suelo

Se puede mantener el contenedor fuera del suelo usando traviesas de ferrocarril o con tratamiento presurizado de 6 ”x 6” debajo de los contenedores. Algunos proveedores recomiendan dos de 6 ”x 6” de 9 ‘de largo debajo de un contenedor de 10 pies.

Para un contenedor de 40 ′, use tres o cuatro de 6 ″ x6 ″. Esto facilitará la apertura de las puertas. También ayudará a evitar que la humedad se absorba del suelo al piso de madera. Si su contenedor está sobre concreto, puede usar pequeños bloques de madera en las esquinas de las puertas para ayudar a que las puertas se abran y cierren.

Trabajos en la industria de la construcción

Los trabajos en la industria de la construcción involucran una amplia gama de habilidades, dependiendo del trabajo que elija. Los trabajadores de la construcción construyen muchos tipos diferentes de estructuras, incluidas casas, oficinas, escuelas, puentes, carreteras, fábricas e incluso centros comerciales.

Muchos constructores y contratistas generales trabajan en estos cuatro sectores de la industria de la construcción: construcción y renovación de viviendas nuevas, construcción industrial pesada, construcción institucional y comercial y construcción de ingeniería civil.

La construcción de viviendas nuevas implica la construcción, remodelación o renovación de viviendas unifamiliares y edificios de apartamentos.

La construcción industrial pesada implica la construcción de instalaciones industriales como fábricas de cemento, instalaciones de fabricación de automóviles, plantas químicas o de energía, refinerías e instalaciones de arenas petrolíferas.

La construcción institucional y comercial implica la construcción de edificios comerciales e institucionales como estadios, escuelas, hospitales, ascensores y piscinas cubiertas.

La construcción de ingeniería civil implica la construcción de carreteras, presas, líneas de agua y alcantarillado, líneas eléctricas y de comunicación y puentes.

Aquí exploraremos ocho trabajos en la industria de la construcción que funcionan en cualquiera de los cuatro sectores mencionados anteriormente.

1. Superintendente de construcción

Siempre es necesario que alguien supervise el trabajo en los sitios de construcción , y ahí es donde interviene el superintendente de construcción. El superintendente de construcción supervisa las cosas desde la planificación hasta la finalización.

Son los encargados de contratar y programar a los diferentes comerciantes, supervisar la construcción de la nueva estructura y mantener los estándares de seguridad mientras lo hacen. Para decirlo a la ligera, ¡estos no son los trabajos más fáciles en la industria de la construcción!

2. Ingeniero de proyectos

Un ingeniero de proyectos combina sus habilidades de gestión de proyectos con sus habilidades de ingeniería . Mientras están en el lugar de trabajo, son responsables de supervisar todos los aspectos del proceso de ingeniería, incluidos los aspectos técnicos del proyecto.

Es el ingeniero del proyecto quien respalda la precisión, integridad y calidad del proyecto. Algunas de sus otras funciones incluyen la preparación, la programación de las personas adecuadas, la coordinación y, por supuesto, el seguimiento.

3. Electricista

Un electricista que trabaja en una nueva construcción es responsable de instalar el cableado y los circuitos en la nueva estructura. Su trabajo es asegurarse de que esté bien instalado y que sea seguro para todos. Cuando se trabaja en una estructura existente, los electricistas son responsables de la remodelación del sistema eléctrico.

Dado que se necesitan electricistas para instalar cableado y circuitos en cualquier estructura nueva, siempre están en demanda cuando se trabaja en diferentes proyectos de construcción. ¡No se puede tener luz sin un electricista!

4. Fontanero

Se necesitan plomeros para instalar plomería en una nueva construcción. Su trabajo es muy importante, ya que gracias a los fontaneros, las casas y los edificios nuevos tienen agua corriente, drenaje y alcantarillado.

También se llama a los plomeros para que arreglen los sistemas de plomería si algo sale mal, o si están trabajando en un edificio que ya tiene plomería, pero es necesario repararlo o actualizarlo.

5. Soldador

El trabajo principal de un soldador es unir diferentes partes metálicas. Aunque a veces trabajan con plásticos, los soldadores suelen trabajar en componentes metálicos de un edificio. Algunas de las cosas en las que trabajan incluyen puentes, refinerías, tuberías, plantas de energía y más.

6. Yeseros

Un yesero es otro comerciante que esta vez trabaja con yeso. Algunos de los yeseros de la tarea que participan en un día típico incluyen formar una capa de yeso en una pared interior, piso y techo.

Una vez que un edificio está más cerca de completarse, ellos son responsables de enlucir molduras decorativas en techos o paredes. El yeso hace que los edificios sean más estables y los hace más atractivos ascéticamente.

7. Carpintero

Los carpinteros son responsables de muchas cosas diferentes en los sitios de construcción. Construyen, reparan, construyen armazones y estructuras. Los carpinteros siguen los planos y planos de construcción, instalan accesorios, miden, cortan y dan forma a madera, plástico y otros materiales.

Algunas de las cosas en las que trabajan son escaleras, marcos de puertas, vigas divisorias, instalación de gabinetes de cocina, revestimientos y paneles de yeso. Tienen muchas habilidades y pueden construir muchas cosas diferentes que requieren las nuevas casas y edificios.

8. Inspector de construcción

Por lo general, los inspectores de construcción, empleados por el gobierno municipal, hacen precisamente eso: inspeccionan los sitios de construcción grandes o pequeños. Estos trabajos en la industria de la construcción garantizan que todos los edificios nuevos cumplan con los códigos y sean seguros para su uso. Además, verifican que el equipo para carga esté en óptimas condiciones.

Algunas de sus tareas incluyen asistir a un sitio de construcción y revisar todos los planos para asegurarse de que cumplan con los códigos de construcción, las ordenanzas locales, las regulaciones de zonificación y las especificaciones del contrato (por sí mismos o como parte de un equipo más grande). Una vez que un edificio se considera satisfactorio, los inspectores de construcción pueden aprobar su uso.

9. Obrero de la construcción

Un trabajador de la construcción es realmente un experto en todos los oficios. Son parte de un equipo que es responsable de muchas cosas diferentes, incluido el trabajo físico en los sitios de construcción, la limpieza de los sitios, la preparación de los sitios de construcción para nuevos proyectos mediante la descarga de materiales, la demolición del sitio anterior, el uso de una variedad de equipos diferentes, la colocación de paneles de yeso, desmontaje de andamios y mucho más.

Como muestra esta lista de ocho trabajos diferentes en la industria de la construcción, hay muchas áreas diferentes en las que puede capacitar y eventualmente trabajar en lo que respecta a la construcción.

12 equipos de elevación en la construcción

El levantamiento de construcción no se realiza con las piernas, los brazos y los hombros. Los pesos en la construcción residencial y comercial son inmensamente pesados ​​y requieren varias piezas de maquinaria pesada para moverlos, levantarlos y colocarlos.

Cada sitio de trabajo tiene al menos un elevador para ayudar con el movimiento del material.

Estos son los doce tipos más comunes de equipos de elevación en la construcción:

1. Polipastos de construcción

Los montacargas de construcción requieren mucho trabajo en el lugar de trabajo. Con una cabina y una torre, los polipastos elevan materiales verticalmente. Por lo general, se utilizan cuando los materiales deben elevarse a la altura deseada.

Aunque pueden moverse horizontalmente, este no es su movimiento más común.

Los polipastos son fáciles, seguros y confiables; sin embargo, muchos contratistas optarán por una grúa que sea muy similar en aplicación.

2. Excavadoras

Las excavadoras son otro tipo común de equipo de elevación en la construcción. Las excavadoras no son solo excavadoras. También se utilizan ocasionalmente para levantar equipos, cuando la altura no es muy elevada.

Una excavadora es una pieza de maquinaria pesada de usos múltiples que, cuando se opera de manera segura, hace maravillas al mover cosas de una posición a otra. Las excavadoras también funcionan bien en cualquier tipo de suelo y sin importar las condiciones climáticas.

3. Grúas torre

Tiene varios tipos de grúas que se utilizan en los sitios de construcción, siendo las grúas torre una de las más populares. Se utilizan cuando se necesita mover materiales a grandes alturas.

La capacidad de elevación de una grúa torre es impresionante. También son muy estables, fáciles de operar y se recomiendan para trabajar en edificios comerciales o residenciales de varios pisos.

4. Grúas móviles

Las grúas móviles están ligeramente modificadas de la variedad de torre. Las grúas móviles son más pequeñas que la media, algo que las ayuda a utilizar a distintas alturas. Son móviles como un vehículo.

La industria de la construcción depende en gran medida de las grúas móviles para levantar y mover materiales, especialmente en los niveles inferiores donde no es necesaria una grúa torre. Se pueden realizar modificaciones en las grúas mediante el uso de varios accesorios y accesorios de grúa .

5. Montacargas

Las carretillas elevadoras se utilizan para transportar peso. En lugar de utilizar su mano de obra para recoger y mover materiales, cárguelos en una carretilla elevadora e instantáneamente aumentará la eficiencia.

Las carretillas elevadoras se utilizan mucho en la construcción, especialmente cuando se trabaja en construcciones de un solo nivel.

Aunque son muy limitados en términos de altura más allá de una propiedad de primer nivel, los montacargas siguen siendo buscados por su capacidad de transporte.

6. Manipuladores telescópicos

Los manipuladores telescópicos son una subcategoría de montacargas de construcción y se utilizan con mucha frecuencia en una variedad de entornos de construcción. Los manipuladores telescópicos ofrecen apoyo cuando se trata de mover materiales a mayores alturas.

Los manipuladores telescópicos también pueden funcionar como una plataforma para que los trabajadores supervisen y / o trabajen. Para pesos más pesados ​​de lo que puede soportar un polipasto de construcción promedio, un manipulador telescópico funciona.

7. Ascensores hidráulicos

Los elevadores hidráulicos no son su equipo de elevación clásico en la construcción. Son un tipo más nuevo de equipo de elevación, perfecto para transportar pesos y materiales de manera confiable y segura. Los elevadores hidráulicos se pueden utilizar para transportar materiales sólidos y líquidos.

El inconveniente de los elevadores hidráulicos es que en realidad solo están diseñados para elevarse a una altura media. Por encima de eso, pueden volverse inseguros y representan un riesgo de daños y accidentes.

8. Grúa sobre camión

Una grúa montada en camión a veces se denomina ‘camión con pluma’ o ‘camioneta picker’ y es como se esperaba. Una grúa montada en un camión, los contratistas de la construcción descubren que obtienen mucha movilidad de las grúas montadas en camión.

La naturaleza desafortunada de este tipo de grúa de construcción es que la variedad montada en camión a menudo tiene un límite de peso más bajo que otras grúas y elevadores.

9. Elevadores de tijera

Los elevadores de tijera suben y bajan, con soportes cruzados, hasta una altura de hasta sesenta pies o menos, según el tipo. Los elevadores de tijera son más comunes para la construcción en interiores, con la desventaja de que no se puede mover la plataforma de izquierda a derecha.

Un elevador de tijera tiene usos limitados, desafortunadamente, aunque todavía es un recurso para su capacidad para transportar varios trabajadores. Para la construcción de edificios exteriores, la instalación de ventanas y más, los elevadores de tijera hacen el trabajo.

10. Elevadores de brazo articulado

Un elevador de brazo articulado es uno de los elevadores de brazo más populares que existen. El nombre ‘elevación de nudillos’ proviene del brazo articulado que lo dobla.

Es un elevador flexible, muy versátil y, una vez en el aire, un elevador de brazo articulado puede extenderse y doblarse, lo que facilita el acceso a una ubicación específica.

Para trabajar en espacios reducidos o para llevar a un trabajador a un área de difícil acceso, un elevador de brazo es ideal para el mantenimiento y las reparaciones.

11. Grúas telescópicas

Las grúas telescópicas funcionan a partir de una colección de tubos encajados unos dentro de otros. Un mecanismo hidráulico extiende los tubos, aumentando y disminuyendo la longitud según se necesite. La mayoría de las grúas de construcción que se utilizan hoy en día son grúas telescópicas.

12. Recolectores de cerezas

Los recolectores de cerezas no se usan mucho en la construcción, pero ocasionalmente se usan. Usados ​​normalmente para acceder a árboles, líneas de servicios públicos y árboles frutales, los recolectores de cerezas funcionan como un elevador aéreo más general.

Se coloca a un trabajador en una plataforma que se eleva con una grúa hidráulica, generalmente aplicada para trabajos de remodelación, renovación o instalación de racks, sistemas y luces.

Historia de la elevación de cargas

En casi todos los pueblos o ciudades del mundo, hay una grúa o un equipo de elevación trabajando para construir el siguiente bloque de pisos o rascacielos.

Para alcanzar estas nuevas alturas en la construcción, los equipos de elevación juegan un papel muy importante, y la mayoría de las grúas hoy en día pueden levantar y mover cómodamente cargas que pesan entre 10 y 20 toneladas.

Sin embargo, si bien hoy en día se los considera fundamentales en la construcción de estructuras y edificios más altos, no son una invención particularmente nueva.

Durante el tiempo que hemos necesitado levantar y mover objetos demasiado pesados ​​para hacer con la mera fuerza muscular, ha habido algún tipo de equipo de elevación para moverlos.

Desde los bloques de piedra tallada de las grandes pirámides egipcias hasta las grandes estructuras de hierro de la revolución industrial y más allá, el equipo de elevación ha sido esencial.

Teniendo esto en cuenta, decidimos profundizar en la historia de los equipos de elevación para comprender mejor cómo este componente vital en la construcción nos ha permitido alcanzar las alturas que hemos construido hoy.

Equipo de elevación antiguo

Stonehenge

En todo el mundo, los monumentos antiguos erigidos hace miles de años siguen en pie, construidos con piedras increíblemente pesadas. Aquí en el Reino Unido, posiblemente nuestra estructura antigua más famosa es Stonehenge, un sitio religioso teorizado ubicado en la campiña de Wiltshire formado por piedras talladas gigantes que pesan entre dos y treinta toneladas.

Estas piedras gigantes hubieran sido difíciles de mover si se hubieran encontrado en el sitio, pero ambos tipos de piedra no son nativos de la zona. Se cree que las piedras más pequeñas conocidas como ‘piedras azules’ se trasladaron a más de 250 km de sus tierras nativas en las colinas de Preseli, en el suroeste de Gales.

Si bien los arqueólogos no están completamente seguros de cómo se movieron estas rocas, se está de acuerdo en que habría requerido un gran esfuerzo y alguna forma de trineo prehistórico, palanca o sistema de elevación para facilitar un poco el gigantesco trabajo de mover las piedras.

Egipto

Si bien no se sabe completamente cómo se movieron las piedras en Stonehenge debido a la falta de registros, hay evidencia de que las civilizaciones de la antigüedad utilizaban algún tipo de equipo de elevación.

Los antiguos egipcios y mesopotámicos fueron las primeras personas registradas que utilizaron sistemas básicos de poleas en forma de grúa conocidos como shadufs para extraer agua de los ríos e irrigar tierras secas y áridas.

Si bien los estudiosos debaten si estas grúas se usaron en la construcción de las pirámides, sin embargo, fueron una parte esencial de la vida egipcia. Esta pieza de tecnología antigua ha logrado resistir la prueba del tiempo y todavía se usa en áreas de la India y Egipto de hoy en día.

Grecia y Roma

Las primeras grúas registradas como utilizadas para la construcción se pueden atribuir a los antiguos griegos alrededor del 500 a. C. Estas grúas fueron vitales para ayudar a los griegos a construir sus templos y estructuras icónicas y fueron especialmente importantes para levantar los segmentos de sus famosos pilares en sitio.

Los agujeros que se pueden encontrar a lo largo de estos edificios destacan la presencia de poleas de grúa antiguas que se utilizaron en su construcción.

Además de los sistemas de grúa, se probaron otras ideas de elevación, como el tornillo de Arquímedes. Esta máquina, supuestamente inventada por el científico griego Arquímedes, consistía en un tubo circular con forma de hélice en el interior y un asa en un extremo.

La tubería se sumergió en agua y se giró la manija que atravesaba la hélice y, a su vez, levantó el agua por la tubería. Este invento fue tan exitoso que el tornillo todavía se utiliza en las tecnologías modernas en la actualidad.

Sin embargo, como muchos de los inventos e ideas que se les ocurrieron a los griegos, los romanos adoptaron el uso de grúas para sus propias necesidades de construcción. Buscando construir monumentos más grandes, mejoraron la idea de una polea única, creando modelos superiores como la polea compuesta y la polea triple (trispastos).

Estas mejoras aumentaron significativamente lo que se conoce como la “ventaja mecánica” de una máquina, que mide cuánto puede multiplicar una fuerza de entrada en una fuerza de salida.

La edad Media

Después de la caída del Imperio Romano, las sociedades del norte de Europa comenzaron a llenar el vacío de poder durante la Edad Media y, con su crecimiento, se produjo un aumento de las grandes estructuras.

Desafortunadamente, debido a una severa pérdida de conocimiento después de que el Imperio Romano fue diezmado, muchos de los sistemas de poleas y cabrestantes diseñados por ellos se perdieron durante más de 800 años.

Esto se prolongó hasta alrededor del siglo XII, cuando los registros de poleas y cabrestantes comenzaron a apuntalar. Más tarde, en el siglo XIV, una máquina conocida como cinta de correr comenzó a usarse en toda Europa.

Aunque se inventó por primera vez alrededor del 200 a. C., la rueda finalmente volvió y fue esencial para ayudar a construir el gran castillo de Europa y las inminentes iglesias y catedrales góticas.

Aunque la tecnología dio un paso atrás durante este tiempo, aún se hicieron innovaciones durante este período, ya que las grúas portuarias estacionarias se diseñaron para levantar mercancías de los barcos de manera más eficiente.

Utilizadas por primera vez por los florecientes gigantes del comercio marítimo, Holanda, estas grúas se convertirían en algo común en las ciudades portuarias de toda Europa.

La revolución industrial

A medida que el Reino Unido y, en menor medida, el resto del mundo comenzaron a entrar en la revolución industrial, las grúas desempeñaron un papel cada vez más importante en la sociedad. A medida que creció el comercio marítimo, los puertos se convirtieron en centros de comercio y comercio.

Para facilitar aún más la carga y descarga, se mejoraron las grúas portuarias para permitir un nivel significativamente mejorado de movimiento horizontal. Los mecanismos de seguridad también se agregaron en el siglo XVIII para minimizar el riesgo de que las cargas caigan sobre las personas que se encuentran debajo.

Sin embargo, sería la invención de la grúa a vapor lo que revolucionaría la industria. En lugar de depender de la energía humana, el uso de vapor significaba que cualquier carga podía elevarse a cualquier velocidad siempre que el motor que la impulsaba fuera capaz.

Esto, combinado con cuerpos de hierro y cables de acero, impulsó la industria y ayudó al Reino Unido y sus vecinos europeos a dominar el comercio en todo el mundo.

Equipos de elevación hoy

Hoy en día, las grúas y los equipos de elevación se utilizan en una amplia gama de industrias. Podría decirse que la maquinaria de elevación moderna más emblemática es la grúa torre.

Estas estructuras gigantes pueden alcanzar más de 260 pies y se utilizan en la construcción de edificios altos.

Sin embargo, los equipos de elevación van más allá de las grúas. Los polipastos y eslingas vienen en una variedad de tamaños y estilos, desde modelos eléctricos a gran escala utilizados en la industria marítima hasta cabrestantes portátiles conectados a vehículos para ayudar a mover los escombros de las carreteras con mucho tráfico.

Si bien la física básica de un sistema de poleas sigue siendo la misma, hemos logrado impulsar las innovaciones a nuevas alturas, asegurando que los polipastos, cabrestantes y grúas sigan siendo una parte vital de la industria moderna.

Como puede ver, los equipos de elevación han sido de gran importancia no solo para las industrias modernas sino también para la construcción a lo largo de toda la historia de la humanidad.

¿Cómo hacer maniobra de cargas?

La maniobra de cargas en sitios de construcción y desarrollo vertical es parte fundamental de toda operación. Conocer las herramientas y procesos para esto es vital para tener un buen desarrollo de proyecto.

En este artículo breve daremos un repaso a las herramientas para la construcción, esenciales y de mayor utilización junto con la maquinaria de levantamiento de carga pesada.

La elevación o izaje supone estimar elementos, como la longitud de acensión, el tonelaje de la maquinaria así como las circunstancias de la superficie.

A lo largo de los años, se ha agregado equipo de asistencia al operador de estas máquinas, que facilitan su control. El equipo de levantamiento de carga también ha evolucionado en tamaño. El equipo de hoy es capaz de elevaciones enormes con un movimiento relativamente fácil.

A continuación, se precisan distintos tipos de equipos para levantar cargas enormes provechosos en los puntos de edicación:

Pernos y Tuercas

*Todo taller o industria tiene y necesita de estos elementos para unir distintas piezas con distintos fines. A pesar de ser tan variadas se pueden distinguir en dos grandes grupos de roscas métricas:

Perno sajón: Ocupa las pulgadas como sistema de medida.

Tuerca métrica: Utiliza el sistema métrico como medida.

Eslingas

Es un dispositivo que puede estar fabricado en cable, cadena, cuerda o cinta que suele usarse junto con la maquinaria para carga facilitando las maniobras de ascensión así como la nivelación de los objetos.

Por lo general poseen artilugios de estrinque de acero con apariencia de ganzúas, argollas, cadenas o aros. Las eslingas de distinta capacidad son frecuentes en el sitio de trabajo.

Cáncamos

Todo cáncamo se usa durante la elevación para poder manipular cualquier objeto jalando directamente de él. Para esto el cáncamo se vincula al objeto a izar, usualmente a través de una tuerca.

Existen diversos tipos de cáncamos: fijo, giratorio, soldable.

Cada uno de estos aparatos es parte fundamental a la hora de hacer un levantamiento de cargas pesadas. Es por esta razón que no puede faltar este equipo tan esencial para el preciso manejo de cargas, y así disminuir cualquier error.

Identifica el dispositivo correcto

Algunas de las herramientas industriales más utilizadas en la construcción e industria de carga son las cuerdas, cadenas y eslingas.

La razón está en que el cable de acero, por ejemplo, no puede almacenarse mientras se halle mojado, y es imperativo limpiarlo de forma asidua.

Las cadenas se utilizan de forma común para la elevación de cargas de materiales, y su maniobra y almacenamiento son funcionales, si bien es cierto que el uso de cables de acero también es cada vez más común en esta especie de ámbito de obras y manufacturas.

Una eslinga es una herramienta utilizada para levantar cargas pesadas, que fusiona el objeto que se buscar levantar al equipo que ejecuta el izaje. Las eslingas que requieren cable metálico se usan habitualmente en una variedad de sectores industriales y se utilizan más a la par que las cargas de material se hacen más difíciles.

Hay una enorme cantidad de herramientas industriales en el mercado que hacen más fácil los trabajos en construcción y manejo de cargas de materiales en los espacios de construcción, de aranceles y manufactura. Algunos de los dispositivos más populares para actividades de amarre de cargas y su movimiento son las cuerdas, cadenas y eslingas.

En este post conocerás más detenidamente las capacidades y características de cada una de estas herramientas, examinando cómo se usan y los diversos espacios de trabajo en los que pueden emplearse de forma efectiva.

Uso de cuerdas

Las cuerdas se emplean de múltiples maneras en la esfera industrial. Por ejemplo, se pueden usar para levantar y desmontar cargas de amplio volumen, y adicionalmente para trasladar a los empleados a grandes alturas para trabajar en obras como construcción vertical y reparaciones en rascacielos.


La cuerda puede estar fabricada de distintos tipos de componentes, como alambre, fibra artificial y fibra natural.

Las cuerdas confeccionadas en fibra son especialmente efectivas para el trabajo industrial ya que requieren el menor mantenimiento. Son resistentes a la intemperie y soportan múltiples condiciones climatológicas. Por si fuera poco son bastante resistentes a la corrosión.

De forma contraria, los cables de acero, generalmente efectivos, tienen varias limitaciones. El cable metálico, por ejemplo, no se puede almacenar entretanto está mojado, y se tiene que limpiar continuamente. Igual es fundamental engrasar los cables.

Los cables de fibra natural son vulnerables a la corrosión y al moho, por lo que es requerido practicar una inspección de rutina, aconsejablemente cada seis meses aproximadamente.

Uso de cadenas

Las cadenas se usan habitualmente para la elevación con fines industriales. Las cadenas son muy efectivas para soportar modalidades de trabajo pesado y fijar cargas pesadas. Las cadenas pueden proporcionar una tolerancia distinta a otros instrumentos.

Por ejemplo, las cadenas de grado 80 de acero pueden tolerar alturas de hasta 20 toneladas antes de ceder. De forma contraria, el punto de ruptura para las cadenas de hierro forjado es de más o menos de 6.75 toneladas. Hay otras cadenas de grado en el mercado actual. Según la clase de cargas a manejar, vale la pena evaluar a detalle sus características de tolerancia.

Uso de eslingas

Una eslinga es una herramienta utilizada para desplazar cargas que sería imposible mover de manera manual. Su objetivo es vincular la carga con el equipo de izaje. Las eslingas que utilizan clabe de acero se emplean de forma habitual en múltiples industrias y son cada vez más recurridas conforme las cargas se vuelven más pesadas.

Las cadenas también se pueden ocupar en las obras de manejo de cargas tal y como las eslingas, no obstante, estas últimas están hechas especialmente para soportar mucha más presión en el manejo de cargas.

Así que ahora que te has informado más sobre las particularidades vitales de estas herramientas, observa cuál sería la más apropiada para tus obras de levantamiento de cargas. Ten en consideración inconvenientes, solidez ante el espacio y duración de funcionamiento acorde a tus estimaciones de trabajo.

Seguros y construcción

La eterna relación amor-odio de las constructoras con las compañías de seguros. Los jefes de constructoras conocen la relevancia de contar con un seguro cuando ocurre un desastre.

Al igual que con todas las empresas, la industria de la construcción no está libre del requerimiento de contar con un seguro.

Según la esencia del comercio, el área en la que opera el negocio, los rasgos únicos del negocio y la cantidad de operarios, el seguro requerido cambia de una aseguradora a otra.

No obstante, con una gran abundancia de opciones en el mercado y diferentes operadores, es complejo determinar qué plan de seguro es el adecuado.


Conocer diferentes obligaciones y términos, así como los detalles de lo que cubre o no, puede llegar a ser mortificante.

Los riesgos del negocio

No importa qué tan bien entrenados estén los empleados, y no importa cuán cautelosos sean las compañías para gestionar sus negocios, no existe garantía de tener protección al suceder algún evento y circunstancias impredecibles.

Los desastres naturales pueden dañar el equipo especializado que normalmente es de gran costo.

Previo a adquirir una póliza de seguro, es esencial primero determinar y comprender las necesidades y los riesgos de seguro de la compañía específica.

Es decir: el tipo de equipo en el trabajo, las tareas que realizan los operadores, los protocolos realizados y la capacidad de satisfacer las necesidades financieras.

Uno de los factores más recurridos en los sitios de construcción es lo relacionado a izaje y amarre de carga. Entonces, es importante considerarlo a la hora de indagar seguros.

Es muy importante conocer qué tipo de equipo cubre la aseguradora. En el caso del sector constructor, aparatos como la eslinga y la cadena de carga, son de uso frecuente y hasta esencial, por esta razón en prioritario contar con un plan que asegure estos dispositivos.

Tener en cuenta estos riesgos desde el inicio dará a los dueños de negocios una gran ventaja cuando estén viendo diferentes tipos de pólizas y coberturas.

Los fabricantes de cadenas industriales suelen proporcionar pólizas de garantía para sus soluciones, sin embargo, la empresa constructora debe hacerse responsable por daños ajenos a sus dispositivos, de ahí la necesidad de un una buena póliza de protección a través de una aseguradora.