Regulador de Voltaje: Ventajas y tipos en el mercado

Es posible que no pienses en lo que sucede cuando tus dispositivos electrónicos están enchufados, cuando la batería de tu automóvil se carga a través del alternador o cuando tu teléfono celular se enciende. Pero hay una herramienta crucial involucrada en todos estos procesos eléctricos, un regulador de voltaje.

Ventajas de adquirir un regulador de energía

Estos dispositivos, que a menudo pasan desapercibidos, son responsables de mantener los elementos eléctricos de todo tipo funcionando correctamente, incluso cuando las salidas fluctúan. Un regulador de voltaje funciona para proporcionar una buena calidad eléctrica de salida, permitiendo que sea constante a los dispositivos, incluso cuando hay un cambio en la carga o el voltaje de entrada. Protege nuestros artículos contra daños y posibles problemas eléctricos.

Beneficios principales de contar con un regulador de voltaje

  • Mantenimiento limitado. Con un regulador de voltaje, no necesitas realizar mantenimiento frecuentemente. Una vez que esté en su lugar, puedes dejar tus dispositivos conectados a los puertos, revisando ocasionalmente los indicadores. Mientras lo coloques correctamente, requiere muy poca atención.
  • Corrección de voltaje. El beneficio clave de un regulador es que corrige el voltaje en nuestros dispositivos. Al tomar el voltaje de entrada y ejecutarlo a través de resistencias, el dispositivo puede optimizar la cantidad de electricidad que expone en el aparato. Esto protege nuestros artículos electrónicos y los ayuda a funcionar mejor.
  • Protección contra sobretensiones. La mayoría de los reguladores de voltaje se duplican como tecnología de protección contra sobretensiones, asegurando a nuestros aparatos en caso de una sobretensión. Siempre que verifique la clasificación del dispositivo en sí, puede asegurarse de que no se dañará por el exceso de electricidad.

Tipos de dispositivos disponibles en el mercado

Regulador de voltaje lineal

Este tipo de regulador de voltaje funciona con baja eficiencia; utiliza un amplificador de alta ganancia para controlar la salida mediante la gestión de un dispositivo de paso activo. Ajusta el voltaje contrastando una muestra de la salida con la corriente interna. Por lo general, estos reguladores son relativamente básicos y muy asequibles. Basándose principalmente en un condensador de salida y entrada, estos son más comunes para los sistemas de CC.

Regulador de voltaje de conmutación

Operando con alta eficiencia, estos equipos presentan un diseño más complejo que sus contrapartes lineales. Al incorporar múltiples lazos de control y convertidores elevadores, lleva el flujo eléctrico a través de múltiples configuraciones de cableado para optimizar la salida. En general, tienen una clasificación de eficiencia de más del 95%. Resultado directo de cambiar la fuente de alimentación entre resistencias, capacitores e inductores. Esto da como resultado un suministro eléctrico bien regulado, lo que los hace ideales para dispositivos electrónicos sensibles.