Eficiencia de técnica de unión en frio

La mayoría de las técnicas de soldadura funcionan calentando los metales hasta su punto de fusión y luego los unen para crear una fusión que no sólo dura más, sino que también es más duradera y funcional.

Siempre que pensamos o hablamos de la soldadura, la consideramos bajo el mismo prisma que el calentamiento. Lo primero que nos viene a la mente en una discusión sobre la soldadura es el uso de la energía térmica para calentar y soldar objetos metálicos.

Todas las técnicas de soldadura, como la soldadura por fricción, la soldadura por arco, la soldadura por láser y la soldadura por ultrasonidos, implican calor de una forma u otra. El calor se considera un complemento necesario para el proceso de soldadura y hace que el proceso sea más fácil de seguir.

La soldadura en frío es una forma muy popular de soldadura que funciona sin la necesidad o la presencia de calor. Para simplificar el proceso, la soldadura en frío es un procedimiento bastante eficaz para unir dos metales sin utilizar energía térmica o calor. todo el procedimiento de la soldadura en frío es una parte importante de la industria de la soldadura y no hay forma de negarlo.

¿Cómo se unen los metales sin calor?

Para entender cómo se pueden unir los metales sin calor, primero tenemos que entender cómo funciona el proceso cuando se realiza utilizando energía térmica. La presencia de calor en un proceso de soldadura ayuda a que las piezas metálicas sean lo suficientemente plásticas.

Una vez que las piezas se han vuelto plásticas y flexibles, el proceso de soldadura salta hacia la difusión de los átomos. En el proceso de difusión intervienen las dos piezas con las que se trabaja o un medio completamente diferente colocado entre ellas.

Sin embargo, en contra de la creencia popular, no se necesita realmente energía térmica para realizar un trabajo de soldadura. La soldadura en frío, que utiliza la energía generada a través de iones y electrones libres, es la prueba viviente de cómo se puede soldar sin energía térmica.

  • La soldadura en frío es un ejemplo en tiempo real de cómo se puede soldar sin necesidad de energía térmica. La soldadura en frío, que también se conoce popularmente como soldadura por contacto o soldadura por presión en frío, utiliza la presión para unir y difundir los átomos de dos materiales.

¿Cómo funciona la soldadura en frio?

Este proceso es científicamente aclamado y se conoce como difusión en estado sólido en los círculos científicos. Es científicamente posible soldar dos piezas de metal utilizando las fuerzas de presión.

Cuando se presionan dos superficies metálicas o materiales entre sí, generalmente no se soldarán. Independientemente de la fuerza que se aplique a los materiales, la presión por sí sola no ayudaría a crear una soldadura.

Este obstáculo se enfrenta especialmente a la capa de óxido adicional presente en la superficie de ambos materiales. Esta capa de óxido funciona como una barrera, impidiendo que las capas se unan sólo mediante la aplicación de presión.

Dado que la soldadura se practica con mayor frecuencia en los metales, tomemos su ejemplo. Casi todos los metales tienen una capa de óxido adicional en la superficie que actúa como una especie de barrera.

La capa superficial impide que los metales se suelden entre sí sólo mediante la aplicación de fuerza o presión. No se pueden soldar las dos piezas porque la capa de óxido superficial no permite que los metales difundan átomos entre sí.

La soldadura en frío relativiza este problema y las posibilidades de la soldadura por presión y prepara las dos superficies metálicas para lo que está por venir. El proceso de preparación es extenso e incluye la limpieza y el cepillado de todas las superficies metálicas, hasta eliminar la capa superior de óxido.

Lee también: Trabajos en la industria de la construcción