Técnicas de estudio efectivas

Estar debidamente organizado y preparado para las pruebas y los exámenes puede marcar la diferencia en el rendimiento escolar. El estudio efectivo comienza con la actitud correcta: una perspectiva positiva puede hacer que el estudio deje de ser un castigo y se convierta en una oportunidad para aprender.

No existe un enfoque único para todos cuando se aprende a estudiar de manera efectiva. Los métodos de estudio deben adaptarse a cada alumno. Cada persona tiene habilidades diferentes, por lo que es importante determinar qué funciona para ti y qué no.

Te compartimos algunos puntos importantes:

ORGANIZARSE

Lleva un planificador de tareas en todo momento. Ingresar tareas, proyectos, exámenes y asignaciones tan pronto como se asignen asegurará que no se olviden.

PRESTA ATENCIÓN EN CLASE

Es importante concentrarse y evitar distracciones cuando el maestro está hablando. Practica la escucha activa concentrándote en lo que se dice y tomando notas con tus propias palabras. Esto te ayudará a asegurarte de que escuchas (y entiendes) lo que se enseña en clase.

MANTÉNTE ALEJADO DE LAS DISTRACCIONES

Las distracciones están en todas partes, desde teléfonos celulares hasta redes sociales y amigos. Sé consciente de lo que te distrae en clase y descubre cómo mantenerte alejado de estas distracciones. Evita sentarte junto a amigos si sabes que te distraerán. Apagar tu teléfono celular también te ayudará a asegurarte de que estás prestando atención a tu maestro.

ASEGÚRATE DE QUE LAS NOTAS ESTÉN COMPLETAS

Escribir notas claras y completas en clase te ayudará a procesar la información que estás aprendiendo. Estas notas también se convertirán en notas de estudio que se pueden revisar antes de una prueba. Habla con amigos o con el profesor si te has perdido una clase para asegurarte de que tus apuntes estén completos.

HAZ PREGUNTAS SI NO ENTIENDES

Levanta la mano y realiza preguntas si no entiendes algo. Si no te sientes cómodo preguntando en frente de todos, escríbete un recordatorio para hablar con el maestro después de clase.

HABLAR CON LOS MAESTROS

Los profesores están ahí para ayudarte a dar lo mejor de ti. Habla con tu profesor y pídele aclaraciones o ayuda adicional si la necesitas antes del examen.

DESIGNAR UN ÁREA DE ESTUDIO

El mejor lugar para estudiar es uno que sea tranquilo, bien iluminado y en un área de poco tráfico. Asegúrate de que haya un espacio de trabajo despejado para estudiar y escribir. Las necesidades de todos son diferentes, por lo que es importante que encuentres un lugar que funcione para ti.

SIMPLIFICAR LAS NOTAS DE ESTUDIO

Haz que estudiar sea menos abrumador condensando las notas de la clase. Subraya o resalta las palabras clave. Crea ayudas visuales como gráficos, redes de historias, mapas mentales o esquemas para organizar y simplificar la información y ayudarte a recordar mejor.

Si estás por presentar una prueba importante, como el Comipems, ten en cuenta que existe un examen simulacro comipems que te ayudará a practicar lo que vivirás el día del examen, podrás medir tu tiempo, aprender a controlar tus nervios y enfrentar aquellas áreas en las que te hace falta enfocarte.

También te puede interesar: 14 trabajos del futuro: ¿qué carrera deberías considerar?