Tipos diferentes de baterías para UPS

Todas las baterías se enfrentarán al mismo problema, una disminución. en su capacidad para almacenar y entregar energía conforme pasa el tiempo. Incluso si sigues todas las pautas para su mantenimiento y uso óptimo; dentro de este predicamento, están las baterías para UPS, ya que deberán reemplazarse según lo recomendado por el fabricante o tienda para optimizar su rendimiento.

Los tipos más conocidos de baterías para sistemas de alimentación

Hay tres tipos principales de baterías que se utilizan en los sistemas de alimentación ininterrumpida: níquel-cadmio, plomo-ácido y iones de litio. No existe una sola tecnología de baterías para UPS que se pueda considerar “mejor”, la elección debe hacerse caso por caso.

Baterías para UPS de plomo-ácido

Las baterías de plomo-ácido tienen un historial comprobado de confiabilidad cuando se usan en un sistema de alimentación ininterrumpida. En aplicaciones de gran potencia, donde el peso no es la principal preocupación, brindan la opción más económica. Esta rentabilidad se combina con otras cualidades de rendimiento, como baja impedancia interna y alta tolerancia.

Baterías UPS de Níquel-Cadmio

Las baterías de níquel-cadmio (NiCd) solían ser una opción popular para las instalaciones de telecomunicaciones, mientras que todavía se usan para aplicaciones de UPS en lugares con temperaturas ambientales muy altas, particularmente en el Medio Oriente.

Los NiCd ofrecen las ventajas de una vida útil de diseño de 20 años, la capacidad de manejar un amplio rango de temperatura ambiente, un alto ciclo de vida y tolerancia a descargas profundas.

Por otro lado, las baterías para UPS de NiCd son mucho más caras que la variedad VRLA más tradicional. Y debido a que el níquel y el cadmio son materiales tóxicos, esto hace que los procesos de eliminación y reciclaje al final de la vida útil sean prohibitivamente costosos.

Baterías UPS de iones de litio

Las baterías de iones de litio (Li-Ion) se han utilizado durante mucho tiempo en dispositivos electrónicos como laptops y teléfonos inteligentes. Mientras que ahora son elementos centrales en el crecimiento de los vehículos eléctricos. Pero, recientemente se están convirtiendo en una opción cada vez más viable para los sistemas de alimentación ininterrumpida y otros sistemas de almacenamiento de energía. Como el aprovechamiento de la energía de tecnologías de energía renovable como la eólica o la solar.

Las ventajas de Li-Ion incluyen una mayor confiabilidad que las baterías VRLA/SLA tradicionales debido a los sistemas integrados de monitoreo y administración de baterías. Ya que verifican cada celda individual para detectar cualquier cambio en el rendimiento. Otro beneficio de las baterías para UPS de iones de litio es que son significativamente más pequeñas y livianas debido a su densidad de potencia significativamente mayor.