UPS monofásico: ¿Por qué son importantes?

Las fuentes de alimentación ininterrumpida proporcionan energía de respaldo de emergencia a corto plazo; en caso de que se produzcan perturbaciones o interrupciones en el suministro eléctrico principal. Un sistema UPS monofásico protege computadoras, equipos de TI, redes de telecomunicaciones y otros equipos eléctricos vitales, infraestructura y maquinaria contra problemas inesperados con la fuente de alimentación de entrada.

La energía y su importancia en la vida moderna

La energía limpia y continua es un requisito esencial de la vida cotidiana del siglo XXI, con sectores tan diversos como la banca, los servicios públicos, la fabricación, el transporte, el comercio minorista, la atención médica y el entretenimiento. Todos dependientes de tecnologías informáticas y de comunicaciones complejas.

Cualquier interrupción inesperada del suministro eléctrico en estas sofisticadas redes de misión crítica puede provocar tiempos de inactividad perjudiciales y pérdida de datos. Lo que cuesta a las empresas miles de libras por minuto en ventas y horas de pérdida de productividad. Peor aún, podría incluso provocar la muerte y lesiones graves. Los UPS monofásico, bifásico o trifásico reducen estos riesgos y forman parte fundamental de la planificación de continuidad de cualquier organización.

¿Cómo funciona un sistema UPS monofásico?

Un UPS monofásico se diferencia de otros sistemas de energía de reserva, como un generador, en que utiliza la energía almacenada en baterías o supercondensadores. Principalemente, para mantener la energía en la carga cuando hay una interrupción en el suministro principal.

El tiempo de ejecución de la batería (o autonomía) de la mayoría de los sistemas UPS es relativamente corto, a menudo de solo unos minutos. Esta batería de respaldo brinda tiempo suficiente para que el equipo conectado se apague de manera segura con un riesgo mínimo de daño o pérdida de datos, o para que se active una fuente de energía alternativa, como un generador de respaldo. La función principal de una fuente de alimentación ininterrumpida es proporcionar energía de emergencia a corto plazo cuando hay una falla total o un apagón.