Aplicaciones ideales de los reguladores de voltaje

Los reguladores de voltaje ayudan a cualquier dispositivo eléctrico o electrónico a mantener el voltaje de una fuente de energía dentro de límites aceptables. Un regulador de voltaje es necesario para mantener la corriente eléctrica dentro del rango prescrito que puede tolerar el equipo eléctrico que se utilizará. Dicho dispositivo se usa ampliamente en vehículos de motor de todo tipo para adaptar el voltaje de salida del generador a la carga eléctrica ya los requisitos de carga de la batería. Los reguladores de voltaje también se utilizan en equipos electrónicos en los que las variaciones excesivas serían perjudiciales.

¿Cómo funcionan los sistemas dentro de los reguladores?

Los reguladores de voltaje electrónicos utilizan dispositivos semiconductores de estado sólido para suavizar las variaciones en el flujo de corriente. En la mayoría de los casos, operan como resistencias variables; es decir, la resistencia disminuye cuando la carga eléctrica es pesada y aumenta cuando la carga es más ligera.

Los reguladores de voltaje realizan la misma función en los sistemas de distribución de energía a gran escala que en los vehículos de motor y otras máquinas; minimizan las variaciones de tensión para proteger los equipos que utilizan la electricidad. En los sistemas de distribución de energía, los reguladores están en las subestaciones o en las propias líneas de alimentación. Se utilizan dos tipos de dispositivos: los estabilizadores de paso, en los que los interruptores regulan el suministro de corriente, y reguladores de inducción, en los que un motor de inducción suministra un voltaje secundario continuamente ajustado para igualar las variaciones de corriente en la línea de alimentación.

Los sistemas de estabilización de voltaje se usan también en carros

En los vehículos de motor, los reguladores de voltaje cambian rápidamente de uno a otro de los tres estados del circuito por medio de un interruptor de doble polo cargado por resorte. A bajas velocidades, parte de la corriente del generador se usa para impulsar el campo magnético del generador, lo que aumenta la salida de voltaje. Cuando son más altas, se inserta resistencia en el circuito del campo del generador para moderar su voltaje y corriente. A velocidades aún más altas, el circuito se apaga, lo que reduce el campo magnético. La velocidad de conmutación del regulador suele ser de 50 a 200 veces por segundo.