Cómo colocar un contenedor como bodega

Cómo colocar un contenedor como bodega

La forma en que coloca un contenedor en el sitio de construcción es importante para un uso fácil y duradero. Esta guía explica cómo preparar mejor el terreno para los contenedores marítimos y cómo gestionar la entrega en sí.

Preparando el terreno para el contenedor

Antes de la entrega, recomendamos verificar y preparar el terreno para su contenedor. Desea un terreno nivelado al menos tan grande como su contenedor y accesible para el camión de reparto. 

Esta área debe estar libre de escombros y debe asegurarse de que el suelo no sea muy suave. No querrás que el contenedor se hunda una vez que se haya puesto en su lugar. 

Los contenedores marítimos para bodega no necesitan una base de concreto para sentarse, pero esta es una excelente opción si está disponible.

Verifique que no haya obstrucciones en el techo, como ramas de árboles, teléfonos o cables de alimentación que puedan obstruir el proceso de elevación. 

Esto no solo está por encima del área donde se ubicará el contenedor, sino también por encima del área donde se sentará el camión y cualquier área intermedia. 

La parte superior de la grúa en el camión puede ubicarse fácilmente a unos 25-30 pies del suelo y los conductores simplemente se negarán a realizar cualquier entrega si corren el riesgo de dañar su camión. 

Dedique un tiempo a pensar inicialmente dónde desea ubicar el contenedor antes de preparar el sitio. 

¿En qué dirección se enfrentarán las puertas? ¿Comprueba que tienes suficiente espacio y espacio para abrir las puertas para entrar y salir mientras transportas cosas contigo? 

Asegúrate de que funcione para ti uno en posición. A veces se puede marcar físicamente el espacio con conos para que pueda comprender cómo está ocupado el espacio y cómo tendrá que evitarlo, asegurándose de evitar el bloqueo de las salidas de incendio de los edificios cercanos y de permitir un buen acceso hacia y alrededor el contenedor.

Los contenedores marítimos deben mantenerse nivelados. Si no lo están, es posible que las puertas se vuelvan muy rígidas o inviables, o que el cerrojo de una caja de seguridad no se alinee correctamente con el orificio en la caja de seguridad de la otra puerta. 

Tenga cuidado, cualquier profesional experimentado de la industria tendrá muchas historias relacionadas con lesiones evitables y graves; estos no son elementos que dar por sentado. 

La mejor forma de implementar este recurso de almacenaje, es gestionando una planificación adecuada en el sitio de construcción.