Los trajes “exoesqueleto” permiten levantar hasta 1 tonelada en material

Un problema más que frecuente en los sitios de construcción es la carga de material. Si bien es común el uso de equipo de izaje como cadenas industriales y eslingas, hay proyectos que requieren tanto amplia movilidad en los operarios, como la capacidad de desplazar cargas con peso extremo. Hoy, existe una nueva tecnología capaz de solucionar esta complicada área de oportunidad.

La compañía Sarcos Robotics anunció recientemente los avances tecnológicos en su sistema de exoesqueleto industrial con sistema de batería, totalmente eléctrico, capaz de permitir que un operador humano levante y manipule de forma segura más de 1000 Kg.

¿Por qué es un avance importante?

Las lesiones de espalda en el trabajo cuestan a las desarrolladoras y constructoras más de $100 mil millones de dólares cada año, los trajes de exoesqueleto y otras tecnologías portátiles pueden ayudar a disminuir las cargas físicas y cuidar la integridad física de los operarios.

A pesar de que todavía tienen que hacer avances significativos en la industria, los contratistas que adoptan este tipo de wearables en general consideran que vale la pena la inversión. El mismo estudio descubrió que del 13% que usa la tecnología, el 82% de esas firmas dijeron que los dispositivos portátiles han tenido un impacto positivo en la seguridad en el campo.

El nuevo modelo de exoesqueleto
se lanzará comercialmente a fines de este año y comenzará a distribuirse a principios de 2020. Se ofrecerá exclusivamente a través de un modelo de robótica basada en tarifas, según la compañía.