ETC MAGAZINE

Reseñas industriales y tecnológicas

Recomendaciones para neumáticos

Nitrógeno

Recomendaciones para neumáticos

Con el paso del tiempo, los neumáticos pierden pequeñas cantidades de aire de forma natural, especialmente cuando están sometidos a grandes cambios de temperatura. Esto se debe a que las paredes de los neumáticos son ligeramente porosas. Cuando un neumático se calienta, el aire de su interior se expande. La presión añadida expulsa pequeñas cantidades de aire a través de los poros, por lo que de vez en cuando hay que rellenar el aire aunque el neumático no tenga ningún agujero.

Función del nitrógeno en las llantas de un auto

Los promotores de los neumáticos de nitrógeno señalan que no pierden la presión de los neumáticos tan rápido como los llenos de aire. Como las moléculas de nitrógeno son más grandes que las del aire normal, es más difícil que se escapen. Esto significa que un neumático lleno de nitrógeno mantendrá la presión del aire durante más tiempo. Por lo tanto, dicen, usted rodará con neumáticos que siempre están correctamente inflados, lo que resulta en una mejor economía de combustible y una mayor vida útil de los neumáticos.

Un neumático normal lleno de aire normal pierde una media de 1 a 2 PSI (libras por pulgada cuadrada) al mes. Es cierto que la pérdida es más lenta en los neumáticos llenos de nitrógeno. Pero esta mejora es leve: sólo unos 1,3 PSI menos en el transcurso de todo un año. No es suficiente para marcar una verdadera diferencia en el kilometraje de la gasolina o el desgaste de los neumáticos para las personas que conducen vehículos de pasajeros.

Esto se debe, en parte, a que el aire ya está compuesto por un 78% de nitrógeno y algo menos del 21% de oxígeno, mientras que el resto es una mezcla de vapor de agua, dióxido de carbono y otros gases. Cuando los neumáticos se llenan con una bomba de aire de nitrógeno, el porcentaje de N2 aumenta entre el 93% y el 95%. Nunca es del 100%.

Razones para utilizar nitrógeno en las llantas de tu auto

Si el vehículo es un coche de carreras. El nitrógeno se utiliza para llenar los neumáticos de los coches de pista, ya que ofrece la ventaja de una presión más constante.
Es un coche nuevo con neumáticos nuevos que se van a rellenar por primera vez, vives cerca de un tanque de llenado de nitrógeno, tienes ingresos disponibles de sobra y nunca compruebas la presión de aire.

Neumáticos de nitrógeno

Ventajas de uso

  • Son tan seguros como los neumáticos normales. El nitrógeno no es inflamable y no hará que tus neumáticos exploten.
  • Siempre obtendrá un mayor ahorro de combustible con los neumáticos correctamente inflados, tanto si están llenos de nitrógeno como de aire. Los neumáticos desinflados pueden reducir el kilometraje de la gasolina en aproximadamente un 0,2% por cada caída de 1 PSI en la presión media de todos los neumáticos.
  • El nitrógeno es un gas “seco” en comparación con el oxígeno (que constituye aproximadamente una quinta parte del aire normal). Los neumáticos llenos de nitrógeno no generan tanta humedad en su interior cuando los neumáticos se expanden por la fricción del calor y luego se contraen cuando se enfrían. La putrefacción del caucho por la humedad dentro de los neumáticos de los vehículos de pasajeros es muy inusual. A menos que sus neumáticos estén en un vehículo que se conduzca raramente, es mucho más probable que la banda de rodadura de sus neumáticos se desgaste antes de que la pequeña cantidad de humedad dentro de un neumático lleno de aire degrade la goma.
  • No hay ningún problema en añadir aire y en rellenarlos de nuevo con nitrógeno.

Desventajas de uso

  • Los tanques de llenado de nitrógeno no son fácilmente accesibles como los tanques de los compresores de aire.
  • Se tiene que planificar las recargas en lugares que pueden ser pocos y distantes. Esto puede costarle tiempo y dinero.
  • Pocos establecimientos ubicados a comparación de los establecimientos para llenado de neumáticos de aire.
Neumáticos de nitrógeno

Leer también: Gases industriales que necesita una empresa

Se debe considerar cualquiera de las dos opciones para el cuidado y beneficio del auto y la economía de su dueño tomando en cuenta el desgaste de los neumáticos. La forma más económica de asegurarse de que conduce con neumáticos bien inflados es comprobar la presión de los neumáticos una vez al mes o que lo haga un técnico (gratis en las buenas tiendas de neumáticos).