Regulador no break: Guía para elegir el mejor modelo

Cuando haces una compra de dispositivos o equipos electrónicos deseas que duren muchos años; sin embargo, existen diversos elementos que no podemos controlar y que pueden provocar daños estructurales en nuestros diferentes aparatos conectados a un enchufe. Para proteger este tipo de artículos ante un corte repentino de energía, no hay mejor opción que un UPS o Regulador no Break.

¿Por qué necesito de un regulador no break en mi hogar u oficina?

Como se mencionó anteriormente un regulador no break brinda energía eléctrica por tiempo limitado a dispositivos eléctricos cuando hay un corte de energía. Esto protege a estos aparatos de posibles fallas derivadas por anomalías en el suministro eléctrico, picos de voltaje, variaciones, ruido en la señal y otros problemas que pueden provocar mal funcionamientos o daños que pueden ser muy costosos.

Elementos que considerar para elegir el mejor regulador no break para ti

Elegir el tipo indicado para cada necesidad o aplicación

En general existen nueve soluciones para problemas de energía con los que un regulador no break nos pueden ayudar. Por esta razón, es fundamental saber qué problema es el que más queremos que nuestro UPS nos proteja. Ahora, de acuerdo con el nivel de protección que ofrece cada aparato se dividen en tres tipos. Protección esencial, profesional y total.

Calcular la cantidad de energía necesaria para cada caso específico

También es necesario conocer la necesidad de cada uno de los aparatos que se conectaran a un No break. La cantidad de Watts o carga que necesitamos es fundamental para elegir un UPS adecuado para nosotros. Recordemos que los reguladores no break ofrecen una carga limitada, misma que nos ayuda a apagar de manera correcta nuestros aparatos.

Tomando en cuenta estos puntos podemos elegir el mejor modelo

Ya que conocemos la carga de Watts y la solución que necesitamos con exactitud, podemos elegir el mejor regulador no break para nuestro hogar u oficina. Ahora, es necesario que tengamos en mente el tiempo de respaldo que queremos tener para nuestros dispositivos electrónicos. De esta manera, conseguiremos el aparato ideal para nuestro caso específico.