Arquitectura de contenedores de envío: Moda vs Tendencia Sostenible

Casi 500.000 edificios han llegado al Puerto de Los Ángeles este 2021 . Bueno no exactamente, sin embargo, han llegado más de 490.000 contenedores de envío. Si hay una tendencia de diseño que ha tomado al mundo por sorpresa durante la última década, ha sido el aumento en la transformación de contenedores de envío en edificios como una forma de arquitectura.

Pero, ¿Son los edificios de contenedores de envío solo una moda que se usó para impulsar ideas para crear estructuras gigantes inspiradas en Jenga? O ¿Estamos usándola como una solución sostenible a un problema?

Una de las muchas razones por las que a las personas les gustan las casas con contenedores de envío es por su pretensión de ser sostenibles. Pero, ¿Son realmente sostenibles o toman prestado ese término para describir algo que está en abundancia? Los contenedores de envío por sí solos no se pueden vivir en ellos, son intrínsecamente oscuros, sucios y no están aislados, y sus dimensiones (contenedores de 20 pies, 40 o hasta 80 los hacen menos que ideales para las proporciones de planificación comunes, lo que significa que se requiere mucho trabajo para transformar los contenedores en algo que se sienta cómodo y espacioso.

Si bien no siempre es práctico, y se inclina hacia el lado de un movimiento de moda que quizás haya visto su apogeo, hay algo que se puede aprender de la última década de los edificios de contenedores de envío. Hay una cierta estética a la que se prestan, y con eso, han generado interés en cómo los arquitectos pueden usar la abundancia de elementos cotidianos y convertirlos en algo digno de exploración del diseño. Y en un mundo donde siempre se necesitan edificios y métodos innovadores para construirlos, tal vez deberíamos ver esta tendencia como el comienzo de algo más grande.

No celebremos el movimiento de contenedor a edificio, sino dejémoslos con su propósito original. Hay que celebrar la conversación sobre el potencial en lo que podría convertirse este movimiento sin perder de vista que es una solución sostenible y debe ser no solo impulsada sino exigida como tal. Se den usar contenedores bajo la premisa de ser reciclados, no nuevos.

Artículos relacionados: Contenedores de envío usados, una opción más ecológica